web analytics

Tratamiento de la Retinopatía Diabiética

 Qué es la Retinopatía Diabética

La retinopatía es un daño dirigo hacia los ojos y causado por la Diabetes, debido a la lesión de los vasos sanguíneos que se encuentra en la parte de la retina – la capa fina sensible a la luz.

La retinopatía es una enfermedad bastante grave, siendo una de las causantes más comunes de la ceguera; cabe destacar que generalmente el problema ataca en los dos ojos.

Esta condición puede manifestarse en personas que padezcan diabetes tanto del tipo 1 como del tipo 2, también se debe aclarar que esta condición aparece cuando no se controlan los niveles de azúcar,  mientras más azúcar en la sangre más riesgo existe de padecerla.

La retinopatía diabética puede llegar a complicarse exponencialmente y tenemos el honor de brindarte la información sobre algunas de las complicaciones:

  • Hemorragia vítrea: los vasos sanguíneos pueden romperse en la parte del vítreo, obstaculizando así, la vista. Aunque esto también varía: si es pequeña la cantidad de sangre expulsada solo se verá afectada parte de su visión y verá pequeñas manchas (flotadores).  De lo contrario, si esta cantidad de sangre es mayor, puede tapar toda su visión en absoluto.  Sin embargo esta pérdida de visión es generalmente temporal.
  • Desprendimiento de la retina: el crecimiento anormal de los vasos sanguíneos promueven la aparición de tejido cicatricial, el cual aleja la retina de la parte trasera del ojo, causando así desde manchas flotantes, hasta la pérdida grave de la visión.

 Síntomas de la Retinopatía Diabética

Se debe tomar en cuenta que usted puede estar padeciendo la retinopatía diabética y no saber que la tiene, ya que al principio de esta condición no se presentan ningún tipo de síntomas, sin embargo, no podemos rechazar cualquier probabilidad de que lo haya.

Es por eso que te traemos, algunos de los síntomas que pueden aparecer en el organismo del futuro paciente:

– Visión borrosa, con probabilidad de cambiar a clara con el paso del tiempo.

– Aparición de manchas negras en la vista

– Percepción diferente de los colores (descoloridos o impares)

– Pérdida total de la visión

Se debe tener en claro que para evitar este problema, se debe tener un control total de la diabetes, un chequeo completo con el oftalmólogo al menos una vez al año, así no se presenten síntomas de retinopatía.

Por lo general, el azúcar elevada en la sangre suele causar cambios en el cristalino del ojo causando así una visión borrosa, sin ser necesariamente un caso de retinopatía.

Diagnóstico de la Retinopatía Diabética

En la mayoría de los casos, no se presentan síntomas ni complicaciones de manera repentina,  sino que la retinopatía diabética puede tardar un par de años en desarrollarse. Existe una sola manera de detectar la retinopatía diabética y esta es realizando un examen ocular completo:

  • Examen con lámpara de hendidura: este consiste en observar y analizar especialmente los párpados, la córnea, la conjuntiva, la esclerótica y el Después de haber realizado este, se colocan gotas para dilatar las pupilas, que tardan de 10 a 15 min en hacer efecto y poder ver más a fondo el globo ocular.
  • Prueba de agudeza visual: Este examen es realizado para evaluar o medir la agudeza visual, y haciendo seguimiento de la misma, esa capacidad que tiene el sistema visual para percibir detalladamente dos objetos, como la distancia o la iluminación.
  • Tomografía de coherencia óptica: Esta consiste en hacer una pequeña evaluación con un láser (no invasivo) que permite analizar el espesor de la retina y poder detectar también una hinchazón (edema macular) de forma precisa.
  • Angiografía con fluoresceína: es una angiografía del ojo o fotografía de la retina. Esta consiste en inyectar una tinta llamada fluoresceína, en la parte interior del codo. Luego de haber inyectado la tinta y con las pupilas ya dilatadas, el médico oftalmólogo toma fotografías del ojo y analiza los vasos sanguíneos en la retina y la coroides.
  • Ultrasonido: Este examen se realiza cuando no se puede apreciar la retina, debido a una hemorragia vítrea. El estudio le permite ver al oftalmólogo si la retina ha tenido un desprendimiento y, de esto ser así, continuar con una cirugía urgente.

Tratamiento de la Retinopatía Diabética

La prevención es la mejor opción que se puede tomar como tratamiento y un buen control del azúcar en la sangre es lo más recomendable, sin embargo, existen algunos tratamientos para afrontarlos. Los mismos dependen también de si se trata de casos leves o si fuese un caso ya más avanzado, tuviese que ser tratados con cirugías o láser.

Los casos más leves se podrían tratar naturalmente con insulina y cambios en la dieta alimentaria.

Una dieta rica en frutas, vegetales e incluso proteína animal ayudaría a mejorar la salud de los ojos… A continuación, mencionamos algunos de ellos:

  • Las verduras como las espinacas, col rizada, brócoli y acelgas contienen carotenoides luteína y zeaxantina.La luteína y la zeaxantina son dos nutrientes importantes para la salud del ojo, ambos se encuentran en altas concentraciones en la mácula – parte central baja de la retina, responsable de la visión central detallada.
  • El salmón es una de las mejores opciones para la salud ocular por sus altos contenidos de Omega 3, que recomiendan los médicos para el óptimo funcionamiento de la retina y un retardado degeneramiento de la mácula.
  • El arándano – familia de la mora azul – es una inmensa fuente de nutrientes para los ojos. El extracto de esta fruta es rica en antocianina y tiene un efecto protector sobre la función visual durante la hinchazón de la retina.

Por lo contrario, si se padece ya de un caso avanzado de retinopatía diabética, se tendrían que llevar a cabo diferentes cirugías como las que se muestran en el siguiente listado:

  • Cirugía con láser: el láser es un rayo con fuerte luz con un final enfocado, este traspasa la córnea, el lente y el vítreo. Con esta cirugía se pretende disminuir los nuevos vasos sanguíneos anormales y reducir la inflamación de la mácula.
  • Inyección de medicamentos: en algunos casos, la inyección de medicamentos es necesaria para ayudar en el tratamiento de la retinopatía. Para que los vasos sanguíneos anormales no se rompan, sangren o pierdan líquido, se inyectan los fármacos antiangiogénicos Avastin, Lucentis, y Eyle, los más eficaces para este tratamiento hasta el momento.

Los esteroides al igual que los antiangiogénicos, son intravítreos y establecen una excelente opción para tratar la inflamación causada por el edema macular diabético.

Tratamiento de la Retinopatía Diabiética
Valora este Artìculo