web analytics

10 Consejos para cuidar las heridas de un diabético

Cómo cuidar las heridas de un diabético

heridas-diabeticos-smallUna de las complicaciones asociadas a la diabetes, es el peligro de que las heridas se infecten o cicatricen mal. Esto se debe a que la diabetes muchas veces genera una neuropatía, la cual hace propensos a los pacientes a complicaciones en las heridas, las que muchas veces se manifiestan primero en los pies.

Como consecuencia de la neuropatía, las extremidades suelen perder sensibilidad y por lo tanto están más expuestas a lastimarse, siendo los pies la zona de mayor riesgo. 

 

Según investigaciones realizadas, cerca de un 15% de pacientes diabéticos desarrollan en algún momento de su enfermedad, úlceras localizadas en los pies…..

Lastimosamente, esta es la principal causa de amputación en estas extremidades. Como consecuencia de su alto grado de complejidad, el tratamiento de las heridas diabéticas, no es sencillo y muchas veces requiere que el paciente sea internado. También te puede interesar este artículo

A continuación, mencionamos 10 consejos efectivos para tratar las heridas de un diabético. 

1. Es imprescindible tomar la medicación indicada por el médico tratante y seguir una dieta adecuada. Esto mantendrá el nivel de glucosa sanguínea dentro de límites aceptables, con lo cual, se minimizará la probabilidad de que las heridas desarrollen complicaciones. Según se sabe, quienes sufren diabetes, son más proclives que la población en general, a desarrollar diversos tipos de complicaciones, incluso en lesiones menores. 

2. Una vez aparecida alguna herida, es necesario cubrirla para evitar que esta se infecten debido a la exposición a gérmenes y bacterias. También se recomienda que se cambie la indumentaria de manera frecuente y evitar la desecación de la herida. Igualmente, si el médico tratante ha considerado oportuno el uso de cremas, estas deben ser aplicadas en el momento en que las vendas se cambian. 

3. Para mantener la herida libre de infecciones, es necesario que esté siempre limpia. Sin embargo, cuando la herida se encuentra ya con algún nivel de infección, el médico recomendará el uso de algún antibiótico. Es necesario tener en cuenta, que en los casos en los cuales la infección se haya complicado, el tratamiento requerirá el internamiento con la finalidad de realizar un adecuado control. 

consejos para cuidar heridas diabeticos

 

4. Cuando hay heridas o úlceras en los pies, es recomendable emplear calzado ortopédico o elementos de sostén y soporte adecuados como por ejemplo, silla de ruedas o un bastón. Debido a su localización, las heridas presentes en la planta de los pies, son de tratamiento difícil. 

5. Cuando una herida se encuentra infectada, debe ser tratada por un médico, quien programará citas frecuentes para desbridar la lesión, lo cual consiste en la limpieza del tejido necrosado y la evacuación de materia si es que existiera. En algunas ocasiones, el médico tomará una muestra de tejido para realizar un análisis de patología e identificar el tipo de infección y el agente patógeno. 

6. Existen medicamentos que han sido creados específicamente para tratar las heridas y úlceras en la piel que aparecen como consecuencia de la diabetes. Algunos de estos productos incluyen agentes de regeneración y crecimiento. Estos productos, suelen ser muy efectivos, no solamente para optimizar el proceso regenerativo, sino también para evitar infecciones. 

7. Se recomienda también, evitar el uso de calzado demasiado ajustado y que tenga taco demasiado alto. Es importante emplear zapatos suaves y que calcen bien. Es imprescindible también, evitar caminar con los pies descalzos. 

cuidado-de-los-pies diabetes

 

8. Un control diario de los pies, ayudará a la detección temprana de heridas, úlceras e infecciones. Durante la inspección, se debe evaluar también la zona localizada entre los dedos. Una herida que es detectada de manera precoz, puede ser tratada efectivamente y de esta forma se evitarán complicaciones posteriores como por ejemplo infecciones. Toda herida detectada, incluso pequeña, debe ser mencionada al médico tratante. 

9. Todo medicamento o remedio natural empleado, debe ser comunicado oportunamente al médico tratante. Las heridas pequeñas, deben ser lavadas simplemente con agua y jabón. El médico luego, recomendará el empleo de algún antibiótico tópico. 

10. Existen algunos factores de riesgo, que si son controlados adecuadamente, disminuirán la probabilidad de sufrir complicaciones. Estos factores son la mala circulación, neuropatía, calzado no adecuado, falta de control del nivel de azúcar sanguíneo y malos hábitos, por ejemplo, el consumo de alcohol, fumar y no controlar el colesterol.

Revertir la diabetes

10 Consejos para cuidar las heridas de un diabético
Valora este Artìculo